NOMBRE

Runrún, Run Run o Run-Run es una onomatopeya con diversos significados. Por ejemplo, es un rumor en lengua castellana. Es un ave en Chile, que con seguridad influenció a Violeta Parra para llamar así a uno de sus amores en la canción “Run Run se fue pal norte”. Es también un juguete infantil de antaño hecho artesanalmente con un botón y un hilo que tiene la misma estructura que el “Disco de Newton”, el que permite reconocer los colores primarios de la luz. 

La palabra, por tanto, tiene múltiples caminos de llegada y salida. Su carácter onomatopéyico la vincula con el sonido y el lenguaje, y por extensión con la música, la literatura, las ciencias y otros saberes.

El ave chilena homónima adquiere el nombre por su canto, y el juguete infantil, de seguro lo hace por el ruido que genera el hilo al enrollarse y desenrollarse mientras gira el botón. Por eso significa rumor, porque rumor es algo que circula, hace ruido y se transmite oralmente entre las personas, los hablantes de una misma comunidad. Por ende, está destinado a transformarse en el tiempo como los saberes, como las artes, como las identidades individuales y colectivas, como el mundo.

En sintonía con la riqueza de la palabra, decidimos autonombrarnos Fundación Runrún, batir nuestras alas, saltar del nido y viajar por nuestros pensamientos, emociones y territorios, para reconocer diversas realidades. Y a partir de ese movimiento migratorio, impulsar y gestionar, como un rumor, como el juego infantil de antaño o como una musiquilla de las pobres esferas, acciones para el desarrollo holístico en individuos y colectivos a través de las artes.