LA MUSIQUILLA DE LAS POBRES ESFERAS

Nuestros cuatro puntos cardinales son:

  1. Abrazamos la transhumancia como estilo de vida, de pensamiento y de trabajo, manteniéndonos en constante movimiento físico y mental, pero con asentamientos estacionales fijos a los que llamamos Casa Runrún. De este modo, nos alejamos del nomadismo en el sentido de que siempre volvemos a un origen.
  2. Trabajamos las artes, bajo esa misma lógica, como lenguajes que se integran entre sí a través de la poesía como columna vertebral o núcleo. Transitamos así de modo transdisciplinar por fronteras aparentemente tan disímiles como la pedagogía, la narración escrita y oral, la música, el sonido, la lingüística, la física, la química, la biología, las matemáticas, la fotografía, el video documental, la instalación, la performance e incluso la artesanía, entre otros lenguajes y disciplinas. Pero siempre volvemos a la poesía como punto de partida y de llegada.
  3. Abordamos, en nuestro trabajo, temas como identidad, memoria, geografía y/o territorio desde una óptica generalmente crítica, poética y pedagógica.
  4. Investigamos y desarrollamos la obra como producto poético que se forja en la tensión individuo/colectivo a través de la experimentación y la colaboración como metodologías de trabajo.

De manera paralela, generamos acciones pedagógicas concretas para promover de forma directa las artes integradas en la comunidad como motores de desarrollo holístico a través de Fundación Runrún.

Redes sociales

INSTAGRAM FACEBOOK YOUTUBE